Utilización de tecnología de impresion 3D para darle a una mujer lo que toda madre merece.

Para muchas mujeres embarazadas, la ecografía es su primera oportunidad de ver a su bebé. Es un momento increíble para toda la familia. Pero para los ciegos, ver a su bebé en una ecografía no es posible. Ese fue el caso para Tatiana, una mujer embarazada de 30 años de edad que quedo ciega a los 17. La empresa de pañales, Huggies, decidió hacer algo muy especial para ella. Utilizaron tecnología de impresoras 3D para darle a Tatiana lo que toda madre merece.

No votes yet.
Please wait...
Share This Post On